jueves, 1 de septiembre de 2016

Los niños de ahora

A veces juzgo a los niños y jóvenes de ahora por ser tan violentos, de ya no jugar como antes, de sólo estar con la tablet, jugando viedojuegos y de ser menos expresivos o simplemente hablar poco.. Pero me doy cuenta que todo eso viene desde casa, de cómo es que nosotros mismos los estamos educando. Hay hacer conciencia nosotros como padres, de cuánto tiempo les dedicamos a ellos para jugar (y no precisamente en un xbox), del tiempo que les dedicamos para platicar con ellos, del tiempo para simplemente escuchar lo que ellos nos quieren decir, o simplemente lo que sienten. Nosotros como padres, no hay que olvidar cuan importante es que el tiempo que estamos con ellos, sea de calidad. Explicarles todo lo que se pueda, incluso explicarles por qué si hacer las cosas o por qué no. Aveces nosotros pensamos que ellos, no nos entienden, pero si les explicaras, te vas a sorprender y verás que ellos lo van a entender. Ellos son como una esponja y todo lo que nosotros decimos y hacemos lo van a estar repitiendo. Así que aguas, debemos tener cuidado de todos esos detalles porque ellos son nuestra viva imagen. Tenemos que ver un poco más allá y no dejar que hagan nuestros hijos lo que sea o sólo darles algo sólo porque nos lo están pidiendo. Tenemos que valorar si realmente se lo han ganado y sobretodo si no se lo estamos haciendo sólo para que deje de llorar. Tenemos que EDUCARLOS y darles las BASES para que el día de mañana que no estemos ahí con ellos, puedan solos resolver sus problemas que se les presenten y no les cueste trabajo. Así que los invito a que reflexionemos y no por tener mucho trabajo o alguna otra ocupación, los descuidemos tanto. Sin lugar a dudas, ellos son muy importantes en nuestras vidas.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Tierra Fría

Sin duda la mujer actualmente ha logrado muchos avances en la vida laboral y en la misma sociedad. Ha logrado tener los mismos derechos y obligaciones que un hombre, circunstancia que hace algunos años atrás ni pensar que podía un hombre competir con una mujer para un puesto gerencial, sin irnos tan lejos que tan siquiera pudiera trabajar. Las menospreciaban y creían que las mujeres solo servían para estar en la casa, atender a los hijos y procrear. En la película de la Tierra de Hombres, es un claro ejemplo de cómo era el pensamiento machista y fue un verdadero logro poder defender sus derechos como mujer en la vida laboral y en la sociedad. Una película que nos hacer reflexionar de los avances que ha habido en todos estos años con respecto al género femenino. Las mujeres eran mal vistas por querer trabajar y ganarse su propio dinero. La protagonista de la película es una chica que decide separase de su esposo porque la golpeaba su marido y decide ella regresar a casa de sus padres y lo peor de todo es que su padre en un principio decía que ella se lo buscaba. Un ejemplo de una clásica familia en esos tiempos. Culpaban a la mujer por los malos tratos que recibía de los hombres. Si era golpeada, era porque ella se lo había buscado; si la violaban, porque ella los provocaba; si era engañada por el esposo, no le quedaba más remedio que aguantarse “por los hijos”. Y fue y ha sido una gran lucha que poco a poco se ha ido ganando terreno en la vida laboral y en la sociedad con respecto a los derechos de la mujer. Hoy en día, en la Ley Federal del Trabajo se reconoce en el art. 164 en donde mencionan que las mujeres disfrutarán de los mismos derechos y tendrán las mismas obligaciones que los hombres. Lucha que sin duda, no ha sido nada fácil, ya que a pesar de todos los avances que ha logrado la mujer, aún existen muchos tabús y personas con una mentalidad todavía cerrada y machista. Otro tema que me llamó la atención en la película es sobre los sindicatos que tenían en las minas. En una de las escenas estaban reunidos los integrantes del sindicato en donde trataban justamente los problemas que se les llegaba a presentar, en el cual, había una integrante de sexo femenino. Sin embargo, parecía que sólo estaba de chocolate ya que cuando ella exponía problemas que quería tratar sobre sus compañeras de trabajo, no la tomaban mucho en cuanta, argumentando que en el sindicato trataban con problemas reales. Situación verdaderamente indignante, eran tratadas peor que animales, no tenían ni voz ni voto. A pesar de estas circunstancias, en la película se ve la gran lucha por la que pasaron las mujeres para lograr que la tomaran en cuenta, que hayan sido escuchadas y sobretodo porque no nada más eran juzgadas y mal vistas por los hombres, sino también muchas veces hasta por otras mujeres. Ya que muchas mujeres tenían miedo de hablar, de luchar por sus propios derechos que ellas tenían, pues sentían que si hablaban, podrían tomar represalias en contra de ellas. Finalmente, considero que es una excelente película porque es un reflejo de la lucha que ha tenido la mujer. Considero, que aún falta mucho por cambiar pues aún existen injusticias y gente machista que aún no le queda claro que los hombres y las mujeres tenemos los mismos derechos por igual.

domingo, 16 de marzo de 2014

Una Sociedad deshumanizada

La sociedad a veces creo que va en decadencia, muchas personas ya solo se preocupan por tantas cosas tan banales que se han olvidado de lo esencial, de lo mas elemental. Solo quieren tener y poseer mas y mas dinero y lujos, que al final de sus vidas todo eso no importa ya que eso nunca se lo van a poder llevar ni siquiera a sus tumbas y si así fuera, de qué les serviría. No les interesa ayudar al que tiene a lado, solo se preocupan por su bienestar propio y vale madres lo que los demás podrían necesitar. Por eso creo que la sociedad está como está, sin valores, ya solo viven el momento y lo inmediato, se preocupan por estar a la moda, usar las mejores marcas de prestigio, tener un buen nivel de vida. Enrique Rojas, lo denomina el hombre light; aquel que no tiene la felicidad, sino solo bienestar y placer. La diferencia entre felicidad y bienestar es que la felicidad se compone en tener metas como el amor, el trabajo, la cultura; supone la realización más completa de uno mismo, de acuerdo con las posibilidades de nuestra condición; esto es, hacer algo con la propia vida que merezca realmente la pena. El bienestar, por su parte representa muchos la formula moderna de felicidad: buen nivel de vida y ausencia de molestias físicas o problemas importantes; en una palabra, sentirse bien y, ene un lenguaje más actual, seguridad. El hombre actual quiere vivir el placer a su máxima plenitud y la suprema es la sexual, en donde sólo busca sexo sin amor, sin realmente quererse comprometer con la otra persona. Y pareciera que entre mas sexo con diferentes personas, mucho mejor, sin embargo, solo satisfacen el momento, lo inmediato, satisfacción rápida y sin problemas que a la larga el hombre llega a una serie de fracasos e insatisfacciones acumulados. Sería bueno reflexionar qué clase de educación les estamos dejando a nuestros hijos, ya que ellos van creciendo de la misma forma, aprenden todo lo que ven de nosotros. ¿Estamos dispuestos a vivir en una sociedad sin valores?